Pensando en tomar un buen vino ... 🍷→

Luxury Shop Wines

Flor de un Día

22,29 

En el contexto del proyecto liderado por Santiago Jordi, enfocado en descubrir vinos únicos que capturen la esencia de su región de origen y se destaquen por la excepcionalidad de su terroir, Flor de un día representa la auténtica manifestación de la uva Mencía procedente de la Ribeira Sacra.

Este vino encapsula la influencia de los vientos atlánticos y refleja un paisaje que transmite serenidad, tranquilidad y la armonía entre el ser humano y la naturaleza a través de la viticultura heroica.

* (Pedido mínimo de 3 botellas)

Graduación

Presentación

Tipo de uva

Información sobre Flor de un Día

Variedades:

Mencía 100%

Características:

Flor de un Día es un vino tinto monovarietal elaborado con la variedad de uva Mencía. Tiene una graduación alcohólica del 13% Vol y está elaborado por el Enólogo y Viticultor Santi Jordi. Pertenece a la Denominación de Origen (DO Ribeira Sacra).

Elaboración:

Este vino Mencía se origina en un viñedo ubicado en la zona de Amandi, en el valle del Sil, donde las parcelas se encuentran en una pendiente moderada y están perfectamente orientadas de norte a sur. Esta particular disposición del terreno permite que las uvas maduren de manera gradual y armoniosa. Las viñas utilizadas para este vino son plantas maduras, con edades que oscilan entre los 40 y 50 años, y se cultivan en terrazas. Debido a la topografía empinada del terreno y las condiciones particulares, la cosecha se realiza de forma manual. Además, el suelo, compuesto por esquistos de arcilla y lodo arrastrados por el río, aporta una notable acidez y una característica mineral al vino.

El clima de la región de Orense, que presenta veranos calurosos e inviernos fríos, junto con la influencia de los vientos atlánticos y las lluvias invernales, proporciona condiciones ideales para que las vides prosperen sin problemas durante las altas temperaturas del verano. Estas condiciones climáticas contribuyen a que las uvas desarrollen sutileza, aromas florales y una frescura distintiva.

La combinación de todos estos factores es excepcionalmente rara, lo que hace que el vino Flor de un día sea verdaderamente singular, destacando por su elegancia y equilibrio.

A pesar de ser un vino joven, su alta acidez lo ha llevado a madurar en tinas de barro durante 8 meses, manteniendo su contacto con las lías. Este proceso se ha seguido de una crianza adicional en botella durante 4 meses. Estas etapas han contribuido a lograr un equilibrio y una sutileza notables en el vino, sin comprometer su frescura.

Cata:

Se presenta con un color rojo picota vibrante y profundamente intenso, con matices azulados en los bordes. Su capa es alta, y al deslizarlo en la copa, se forman lágrimas largas, lo que indica una notable presencia de glicerina en el vino.

En la nariz, se caracteriza por una nariz delicada que gana intensidad a medida que se sirve. Revela gradualmente aromas frutales sutiles y persistentes, como cereza, ciruela y mora, que se combinan con un fondo floral.

Al probarlo, se revela con una estructura intensa, destacando un tanino dulce, suave y duradero, con una textura carnosa y madura. Su persistencia es notable, dejando un retrogusto frutal que perdura en el paladar.

Opiniones Flor de un Día

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Flor de un Día”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *